Vocabulario

ingerir - (вводить)

la ingesta - (потребление)

Inferior - (ниже)

indician en - указывают на

almendra - миндаль

avena - овес

favorecer - способствовать (благоприятствовать)

solventar - решить (о задаче)

 

Texto

Los españoles consumimos cada vez menos leche. La ingesta del líquido blanco ha disminuido de manera llamativa en los últimos años, como se desprende de los informes que cada año elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Al reducirse la leche consumida, disminuye el calcio ingerido y, por tanto, todos los beneficios que este mineral tiene para la salud. Curiosamente, esto sucede al tiempo que las recomendaciones de ingesta diaria (IDR) de calcio han aumentado, con respecto a las de 2001, entre un 25 y un 50%, según las edades.

En la actualidad, la IDR se sitúa entre 800 y 1500 mg de calcio, cantidad que raramente se alcanza: “Un estudio realizado en 2012 en la población española mostró que la ingesta media de calcio era inferior a la IDR en el 78,4% de los participantes, e inferior al 67% de la recomendación en el 33,7% de los participantes”, aseguran María Dolores Mesa, profesora titular de Bioquímica y Biología Molecular e investigadora del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada; y Jesús Rodríguez Huertas, catedrático de Fisiología y director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada.

Ambos expertos indician en la idea de que la solución pasa por consumir más leche: “No existe otro alimento que proporcione las cantidades de calcio necesarias para mantener los procesos fisiológicos y metabólicos del organismo”. Más aún si se trata de leche enriquecida con calcio. “En primer lugar, porque es un alimento insustituible en nuestra dieta; y segundo, porque en esa matriz se favorece su biodisponibilidad y por tanto se aumenta su absorción. Además, el calcio adicionado a las leches enriquecidas es de origen lácteo, lo que se conoce como ‘calcio natural’, facilitando una absorción más adecuada”.

Los beneficios del consumo de leche con suplementos de calcio han sido probados en varios estudios, como el publicado en 2005 por investigadores de la Universidad de Barcelona, según el cual, “la ingesta diaria de 750 ml de leche desnatada enriquecida que contiene 1.200 mg de calcio parece ser una medida útil, segura y aceptable para la administración de suplementos de calcio en mujeres posmenopáusicas sanas de edad avanzada”. Los beneficios del consumo de este producto para el esqueleto, además, se mantienen después de retirada la suplementación, como indica un informe realizado por el Centro de Investigación de Actividad Física y Nutrición de la universidad australiana de Melbourne y publicado en The American Journal of Nutrition.

“Casi todas las células de nuestro cuerpo emplean el calcio de alguna manera. El sistema nervioso, los músculos, el corazón y los huesos son algunas de las áreas que necesitan calcio para funcionar”. Lo afirma el Departamento de Medicina de la Universidad de Wisconsin en su informe sobre el calcio. Y aún dice más: “A medida que envejecemos, absorbemos menos y menos calcio de nuestra dieta, haciendo que nuestros cuerpos tomen más y más calcio de nuestros huesos. Con el tiempo, este proceso de envejecimiento puede causar o contribuir a la osteopenia u osteoporosis”. Esta es la razón por la que la cantidad de calcio que necesitamos es diferente según la edad.

Cómo saber si tomas cada día el calcio que necesitas

¿Me estaré alimentando correctamente? ¿Consumo los nutrientes necesarios? Comer de forma saludable implica estar informado. Hay varias formas de conocer si minerales y vitaminas llegan en abundancia a nuestro organismo. En cuanto al calcio, se puede averiguar la cantidad de este elemento con esta calculadora.

Queda claro que el calcio es muy importante. Ya solo queda saber cómo conseguimos llegar al consumo adecuado y en este sentido parece que la leche y los productos lácteos son la clave para una correcta ingesta de calcio. “Los lácteos, aunque no imprescindibles, son un grupo de alimentos muy interesantes y su consumo diario puede suponer una serie de ventajas fisiológicas. En cuanto al calcio, los lácteos aportan más del 50% del calcio ingerido en nuestro país”, comenta Ramón de Cangas. Los responsables del estudio de la Complutense están de acuerdo y amplían el espectro de alimentos: “Un aumento en el consumo de productos lácteos, así como de cereales, vegetales y alimentos enriquecidos con calcio parece ser necesario para lograr una ingesta adecuada de este elemento y prevenir enfermedades causadas por su deficiencia”.

de El Pais