3. Por fin llega el abuelo (с комментариями на русском)

Глава 3. Наконец, приезжает дедушка

El abuelo se fue al pueblo y no pudo regresar a tiempo para mi salida del
hospital (не смог вернуться вовремя к моему выходу из больницы). El “arreglito” que tenía que hacer (todo un misterio) le llevó más de la
cuenta (у него взяло больше времени, чем он рассчитывал).
Mi regreso a casa fue un poco raro teniendo en cuenta (учитывая) que me tocó (мне выпало) volver a
casa sobre ruedas. (Bueno, si mi madre me escucha decir esto se pone furiosa.
Aún no se aguanta (все еще не терпит) las bromas de este tipo). Es que regresé a casa en silla de
ruedas. “Sólo por un tiempo” me dijeron, pero ¡qué va! (но отнюдь) No me despegué de ella
nunca más (я от него никогда не отделился). Al principio me importó menos (поначалу меня это меньше волновало), porque les creí. Después me
importó un poco más por el lío de las reformas (из-за суматохи перестановок); todos se iban de casa y yo me
pasaba todo el día en el comedor mirando por la ventana, convencido (убежденный) de que
en cualquier momento una de mis piernas se movería. No fue así.
Empecé a sentirme cada vez más triste. Pensé que la suerte me había
abandonado.
Un día me di cuenta (однажды я понял) de que ya ni siquiera podía vestirme solo (что даже не мог одеться сам).
Bueno, eso creía (я так думал) porque todo lo hacía mamá por mí: me bañaba, me daba de
comer, me vestía y hasta me sacaba al patio. A veces, por las tardes venían
unas vecinas a “conversar conmigo y darme ánimos”, entonces me decían que
yo era un niño muy bueno, que qué suerte tenía de que mamá estuviera
conmigo (что как мне повезло, что мама была со мной) … yo no quería escuchar a esas viejas cacatúas dándome consejos (слушать, как эти старые какаду дают мне советы). Yo
quería caminar, correr, vestirme, ir al baño solo y jugar a la pelota. No quería
tener a mamá todo el día detrás de mí.
¿Por qué no venía el abuelo?
Por suerte (К счастью) una mañana apareció mi abuelo. Entró por la puerta de la cocina y
sentí un calorcito en el pecho. Como dice mamá, se me partió el corazón de
contento.
–¡Pedrito!
–¡Abueeeeloooo!
Nos dimos un abrazo tan largo que mamá tuvo que separarnos. Ella también
se emocionó.
–Y bueno, ¿qué tal marcha todo por aquí (как тут у вас все)? – preguntó mi abuelo haciéndome
un guiño de los suyos (подмигивая мне одним из своих способов), porque sabía la respuesta con solo mirar la cocina.
Estaba todo pulido (все было отполировано), y era la hora del desayuno.
–¿Y cómo quieres que esté? – dijo mamá con esa sonrisa triste que le quedó
después del hospital.
–Hecho un asco, por supuesto – respondió abuelo -. Con mermelada en el
mantel, tazas de chocolate a medio terminar, olor a café recién preparado y
tostadas… lo normal, hija, lo normal…
–Eso era antes, papá… ahora…
–Ahora cada uno va a su bola, abuelo – me metí en la conversación porque
estaba harto de no decir nada-. Y como yo estoy en esta silla, ya ni puedo
prepararle la tostada a mamá, y entonces ella no desayu…
–¡Pedro!
–Déjalo, Lucía. Por lo que veo esta familia es un lío…
–Sí, por mi culpa, abuelo.
Se me escapó (у меня выскочило). De verdad que se me escapó. Yo no quería decir eso; lo
pensaba desde hacía tiempo, pero sabía que me lo tenía que guardar.
Apenas me escuchó (едва меня услышав) mamá se puso a llorar… y como nunca la había visto así,
yo también me puse a llorar; y Kike, mi perro, aullaba (выл) debajo de la mesa (que
es la manera de llorar que tienen los perros) (это такая манера плакать у собак).
Abuelo quedó de piedra (окаменел).
Caminó hasta mi silla y me llevó hasta la ventana.
–¿Qué ves ahí afuera (там снаружи), Pedro? – me preguntó mi abuelo.
–Papá…
–Tú sigue llorando (продолжай плакать) Lucía, que buena falta te hace (тебе этого здорово не хватает), y deja que converse (дай мне поговорить) con
mi nieto, anda.
–La calle, a mi ex – amigo Fran (Fran y yo habíamos peleado hacía días (несколько дней назад мы поругались) por
unos cromos (из-за наклеек) y no nos íbamos a hablar nunca más en la vida), el quiosco de
la esquina… lo de siempre, abuelo. Aquí no ha cambiado nada desde que tú
te fuiste.
–Mmmm… ¿Recuerdas lo que te conté (помнишь, что я тебе рассказал) sobre aquella vez que te puse frente a
la ventana y tú eras recién nacido (о том случае, когда я тебя поднес к окну, а ты только недавно родился)?
–Me lo sé de memoria (Знаю это наизусть). Siempre me cuentas lo mismo. Me dijiste que había
salido el sol porque yo había nacido, y que ése de ahí afuera era el mundo y
que era mío.
–Exacto. Pues ése de ahí afuera sigue siendo el mundo, jovencito. Y es todo
tuyo.
–¿En silla de ruedas? – le pregunté un poco triste porque en la acera de
enfrente, un chaval estaba pateando la pelota (потому что на тротуаре напротив один парень пинал мяч).
–En silla de ruedas o en patineta (самокат), qué más da. Si es tuyo, es tuyo. ¿No?
El abuelo se olvida que a mi edad soy grande pero no tanto, y que por eso,
muchas veces no puedo entender lo que me dice.
Miré a mi abuelo con cara de “no sé qué me quieres decir” con eso.
–Lo siento… por momentos olvido que eres un niño… Oye, jovencito, ¿Y por
qué no estás en el colegio?
–Porque estoy enfermo.
–¡Ah! ¿Sí?
–¿No me ves?
–Lo que veo (то, что я вижу) no impide que vayas el colegio, (не мешает ходить в школу) Pedro.
No quise decirle al abuelo que por una vez estaba equivocado, así que traté de
dejarlo contento.
–Le voy a preguntar a mamá si puedo… a lo mejor ya no vuelvo al cole (школа) nunca
más… ya sabes.
–¿Saber qué, hijo?
–Que es complicado ir al cole en silla de ruedas.
–¿Y eso quién lo dice?
–Pues…
–A ver, cuéntame qué haces durante el día – preguntó abuelo con cara rara (со странным лицом).
Le conté todo lo que hacía durante el día desde que me levantaba hasta que
me acostaba. Bueno, en realidad todo lo que hacía mi mamá por mí, que era
mogollón ( =montón, mucho) y por eso no tenía tiempo ni para ver el telediario (не имела времени даже посмотреть новости по телевизору).
Abuelo me miró con cara de pocos amigos (лицо у него было такое, как у лучшего друга)..
–¡Lucía...! – comenzó a decir girando hacia donde estaba mamá (начал говорить он, поворачиваясь туда, где была мама) , pero ella ya
no estaba en la cocina.
–Mira jovencito, quédate aquí un momento. Voy a hablar con tus padres.
–Es inútil, abuelo, Papá ya se fue al trabajo. Y mamá debe haber salido(должно быть, вышла) a
hacer la compra.
–Tú no te preocupes… ya me las apañaré (я, должно быть, уже уладил).
Y no me preocupé. Aunque debí haberlo hecho (хотя надо бы было это сделать), porque mi vida volvió a
cambiar y no os imagináis cuánto (не представляете, насколько).