Подборка забавных историй и анекдотов на испанском. Часть 2

#1

En la sala de espera del traumatólogo había 5 personas. El primero un anciano, con una mano sobre la cintura, junto a él una anciana con un brazo inerte presionado contra el pecho, la tercera, una madre con un niño de 8 años de edad con una pierna azul, y un joven con un enorme chichón en la cabeza y la mejilla raspada.
 
El anciano dijo que quería vender las cerezas que habían madurado, pero se cayó del árbol. La anciana dijo que quería cocinar una tarta de cereza para su nieta, subió a una escalera, tiró de la rama, pero la rama se partió y la abuela se cayó.

La mamá, suspirando, dijo que el niñotambién se había caído de un cerezo. El joven, apenas conteniendo la risa, también culpó a las cerezas. Todos me miraron con interés.
 
— Mi novio trabaja aquí, le traje cerezas. Menos mal que las compré.
 
 
#2
Recuerdo que la peor pesadilla que tuve, la soñé en mi época de estudiante universitario. En el sueño, soportaba 5 clases seguidas, una más aburrida que otra, y el tiempo en el sueño pasaba insufriblemente lento.

Y por fin, heroicamente, aguanto hasta que termina la última clase y cuando me voy a casa, suena la alarma y me despierto. Y ahí es cuando me doy cuenta de que es hora de ir a clases.
 
 
#3
Por primera vez decidí tomar la iniciativa y acercarme a conocer a un chico. Era encantador, guapo, con una estatura de 180 cm, buen vocabulario, con temas de conversación, en fin, me gustaba mucho. Bromeamos y conversamos mucho.
 
No me había puesto a pensar en la diferencia de edad, pero, cuando me enteré, entendí que nunca antes había fracasado tanto. Yo estoy en el segundo curso de la universidad, él, en el tercer curso de la secundaria.
 
 
#4
Una vez, mis padres quisieron refaccionar una habitación. Decidí ayudarlos y, mientras no estaban en casa, descascaré toda la pintura de las paredes. Resultó que la refacción no era en esa habitación.
 
 
#5
Cuando estaba embarazada de gemelos, soñaba con cómo confundirían a todos en la escuela: se cambiarían, harían los exámenes del otro, etc., como lo hacían los gemelos de mi escuela. Al final, di a luz a un rubio de ojos azules y un moreno de ojos marrones. Dan ganas de dar a luz de nuevo, solo para cumplir el sueño.

 

FUENTE