Cargar con el muerto (a otro)

Вешать собак на кого-то

La picaresca española ha dado para libros, películas, canciones, casos de corrupción en cada provincia y expresiones populares como esta. En la Edad Media, si aparecía el cadáver de un hombre -muerto violentamente- dentro de los límites de un pueblo y su asesinato no se resolvía, el pueblo debía pagar una multa. Así que, por si acaso llegaba el momento de tener que pagar, los habitantes cargaban con el muerto y lo dejaban en otro pueblo vecino, dejándoles a ellos la responsabilidad. La unión vecinal al servicio del bien común, no hay duda.